27 de Julio del 2021
Yuliana Cartagena
El Dr. Francisco Cóppola habló sobre las elecciones del SMU
No está claro lo acordado entre una agrupación del SMU y el gobierno
Elecciones smu
Foto: Javier Calvelo/ adhocFOTOS ©Todos los derechos reservados

El Sindicato Médico del Uruguay (SMU) convoca a un nuevo acto democrático, con elecciones los días 28 y 29 de julio. Los circuitos estarán en Montevideo, brindándole a los electores del interior del país poder votar por correspondencia. Una de las agrupaciones se reunió con el presidente Lacalle Pou y aún no se sabe lo acordado en esa instancia.

En contacto con el Portal APU.uy, el Dr. Francisco Cóppola habló sobre el acto eleccionario en su calidad de integrante de la agrupación “Médicos Trabajadores 1920” (MT1920). Comenzó calificando el panorama como “bastante particular y diferente”, por una situación concreta que sucedió hace unos días, con la conformación de una nueva agrupación dentro del SMU bajo el nombre "Juntos". Se trata de una coalición de sectores políticos que se identifican con el gobierno actual, según explicó. 


La posición de Juntos se contrapone a la de la "Agrupación Fosalba", identificada con el gobierno anterior. Cóppola hace una comparación y agrega que “hasta ese lugar, se estaba planteando una elección que parecía más bien una mini revancha de las elecciones nacionales, pero ocurrió un fenómeno político bastante interesante” y se trata de una reunión entre "Juntos" y representantes del gobierno nacional, entre ellos, el presidente de la República, Luis Lacalle Pou. De hecho, el encuentro fue mediatizado y de público conocimiento, sin embargo, hasta el momento no se publicaron documentos que den a conocer los contenidos tratados en el mismo. “No se sabe qué se habló allí, a qué acuerdos se llegaron o qué cosas acordaron”.


"Es un fenómeno político votar a dirigentes sindicales que tuvieron un acuerdo secreto con el gobierno. Es algo inédito en el movimiento sindical uruguayo." 


Cóppola además explica que desde "Fosalba" han renunciado a denunciar lo ocurrido con "Juntos", y sostiene que “le da posibilidades (a esta última) de tener una buena votación. Le da la posibilidad a la agrupación a no esclarecer lo que está sucediendo. Ellos tienen acceso a la prensa, que nosotros no tenemos y a empresas de marketing. Podían perfectamente haber denunciado que había un acuerdo secreto”. Y lo califica como “votar un cheque en blanco”. También explica que no es lógico que un sindicato vaya a negociar sobre rebajas salariales, por ejemplo, con delegados que tienen “acuerdos secretos con el gobierno”. 

A su vez, Cóppola también agrega un dato que llama la atención, y es que “los delegados gremiales del SMU cobran dinero y algunos, según el cargo, son bastantes buenos. Son cargos gremiales pagados” afirma.

Agrega que en MT1920 consideran que se tiene que renunciar a eso, porque “una forma de burocratizar a un dirigente sindical es pagándole dinero. Nosotros apoyamos a los delegados sindicales militantes y no a sueldo”. Y manifiesta que desde la agrupación que integra las críticas hacía las demás agrupaciones siempre son de carácter político-gremial sin incurrir en descalificaciones personales. Esto es aclarado, porque están circulando ciertos correos electrónicos que “tratan de desacreditar a delegados. Nosotros criticamos a quienes representan y sus posicionamientos políticos y gremiales" finalizó diciendo.