06 de Agosto del 2022
Roberto Saban
Conversamos con Waldir Tabarez de CRYSOL
Uruguay sigue incumpliendo sentencias internacionales
Waldir Tabárez
Foto: Roberto Saban

Integrantes de CRYSOL, la organización de ex Presos Políticos, se reunió con el Fiscal de Corte, Juan Gómez para reclamar el cumplimiento de la sentencia de la CIDH

El Colectivo CRYSOL se reunió esta semana con la Fiscalía de Corte preocupado por la demora en la aplicación de la sentencia "Maidanik y otros vs. Uruguay", el asesinato de las Muchachas de Abril, así como las desapariciones de Tassino en 1977 y de Eduardo Gonzalez en 1974. emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El Portal APY.uy conversó con uno de los referentes de CRYSOL, Waldir Tabarez, que nos comentó que esta es la tercera condena al Estado uruguayo que le hace el Sistema Interamericano.  Antes fue el caso Gelman vs. Uruguay, después Maidanik y luego, el caso Barbani Duarte y otros vs. Uruguay.

La reunión con el Fiscal Juan Gómez se centró también en algo que la Convención había exigido en su sentencia y era el fortalecimiento de la Fiscalía Especializada en Crímenes de Lesa Humanidad.

Waldir nos cuenta que el actual Presidente Lacalle Pou prometió dar cumplimiento a esa sentencia e inclusive puso fecha. No ha ocurrido.

CRYSOL se ha reunido en marzo con Cancillería y de ahí surge que este incumplimiento le genera al Uruguay un desprestigio a nivel internacional que no condice con la tradición de respeto a los tratados internacionales que el Uruguay tiene en su historia.

El Uruguay como Estado fue declarado responsable de los delitos de desaparición forzada según la Convención Americana sobre Derechos Humanos por los hechos acaecidos en la última dictadura militar (1973 – 1985)

El Estado no está cumpliendo en aclarar, identificar y castigar a los responsables. Tampoco por incentivar y acelerar la búsqueda de los cuerpos de desaparecidos.

La Corte IDH también reclama por los múltiples recursos y excepciones dilatorias que, cuando son empleados de forma desproporcionada, que son un obstáculo para el acceso a la justicia de las víctimas

Lo mismo ocurre con la lenta búsqueda de los desaparecidos.

Otro aspecto de esa sentencia internacional menciona: actos públicos reconociendo la responsabilidad de los delitos, la reparación económica, el apoyo psicológico a los familiares y la incorporación de programas de formación en DDHH en las escuelas de las Fuerzas Armadas (FFAA) y de la Policía.

Waldir también nos refiere la preocupación que tienen los organismos de DDHH por la futura integración del Instituto Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo donde se pretende conformarlo en un 4 a 1; donde 4 serían nombres afines a la coalición de gobierno y uno para la oposición.

De esta forma se politizaría una Institución que ha venido cumpliendo durante estos años a cabalidad una tarea imparcial, objetiva y apartidaria.

CRYSOL defiende la idoneidad y el conocimiento de los actuales directores Wilder Tyler y Mariana Motta.

Video