26 de Agosto del 2021
Victor Manuel Rodríguez
La educación bajo la lupa del profesor Pablo Romero
“El desafío es que nuestros jóvenes no se nos sigan cayendo del sistema educativo”
Prof. Pablo Romero en Píldoras Digitales
Foto: Captura de pantalla

El profesor, filósofo y escritor Pablo Romero García resaltó las fortalezas tecnológicas con las cuales contaba Uruguay al momento de verse impactado por la Pandemia, aunque “descubrimos rápidamente que no alcanza sólo con el acceso a la herramienta o sea, que el abrir la brecha de acceso es lo primero, pero después tenemos otros problemas asociados, por ejemplo; los primeros quintiles que desaparecen de la conectividad son los quintiles más bajos” recordó.

Romero reflexionó sobre el estado actual y futuro de la educación y la cultura entrevistado en el espacio comunicacional digital Pildoras Digitales que se emite los miércoles y sábados desde la plataforma Youtube.

El filósofo uruguayo se mostró profundamente preocupado por los altos índices de deserción estudiantil que se presenta en los primeros años de educación secundaria, donde sólo 4 de cada 10 uruguayos culminan el liceo, lo cual impacta fuertemente en los índices de desarrollo humano del país.

Este estado de cosas, en un mundo cada vez más tecnificado “nos llama a reflexionar sobre qué estamos enseñando a nuestros muchachos, qué están aprendiendo y a qué calidad de puestos de trabajo estarán pudiendo postular en el corto plazo”, reflexionó.

El sistema educativo, hace algunas décadas, ubicaba al país como un referente en la región y en un muy buen nivel en el panorama internacional. Hoy, en cambio, hay deficiencias que ameritan una profunda revisión y análisis para adecuarse a los tiempos que corren, a los impactos negativos y positivos que están teniendo las nuevas tecnologías en los ecosistemas educativos.

Para Romero es necesario “poder formar sujetos crítico-reflexivos que superen los problemas que en estos momentos tenemos a nivel argumentativo de la discusión en el campo de los valores que circulan en una sociedad más allá de atar la educación al campo del mercado de trabajo y la matriz productiva de un país, que también es una manera de concebir la educación”.

En la misma dirección, lamentó que el Mercosur no haya sido capaz de desplegar estrategias de integración educativa que, sobre la base de las nuevas tecnologías se le aporten a los estudiantes de sus países un mayor intercambio educativo y cultural que “nos identifiquen como región y que nos potencien desde nuestras diversidades”, comentó.

“Más allá de experiencias aisladas no tenemos planes educativos comunes o propuestas formativas que potencien el uso de las TIC’s en las aulas del Mercosur y eso es un debe que tenemos”, afirmó.

Video