03 de Agosto del 2022
Roberto Saban
Ciclo de reflexiones con Rodrigo Arocena
¿Nuevos encuentros entre democracia y transformación?
Rodrigo Arocena en su casa
Foto: Roberto Saban

Las izquierdas ya no pueden confiar en la fórmula socialdemócrata, afirmó el ex rector de la Universidad de la República (UdelaR) Rodrigo Arocena.

Roberto Saban: A principios de este año has publicado un artículo en la Revista Nueva Sociedad -que el Portal de APU.uy adjunta a esta entrevista -continúan tus reflexiones sobre el tema de la democratización transformadora, ahora a la luz de lo que viene dejando la traumática experiencia planetaria de la pandemia. ¿Cómo se ha permeado esta tragedia entre ricos y pobres?

Rodrigo Arocena: Todos hemos sufrido, no pocos al extremo de perder la vida; muchos otros han quedado dañados profundamente.  Lo que a cada uno le pasó dependió de varias cosas, en particular, la suerte. Pero también dependió del sector social y del país. Las personas en mejor situación económica y que viven en países ricos tuvieron un acceso a vacunas, medicamentos y tratamientos muy distinto al de las personas más desfavorecidas que viven en países pobres. La pandemia reflejó la desigualdad y la acentuó.

RS: ¿Que mostró la ciencia uruguaya en estos últimos dos años de crisis sanitaria? ¿Hay algo que creas se pueda destacar?

RA: La ciencia uruguaya, su gente veterana y su gente joven, mostró tanto su alto nivel académico como su profundo compromiso social. Propuso estrategias adecuadas para enfrentar la pandemia y se involucró directamente en la detección de contagios y en la atención a las personas enfermas, incluso inventando procedimientos nuevos mientras el acaparamiento por parte de los países ricos no nos permitía disponer de ciertos recursos.

Por otro lado, creo que la población apreció como nunca antes lo que es y puede hacer la ciencia nacional. Allí hay un rumbo potencial para el mejor futuro del país. Ojalá la ciudadanía y la ciencia avancen juntas en esa dirección.

RS: El Uruguay tiene desde el 2005 un régimen de salud pública que dió en llamarse Reforma de la Salud. ¿Sin ese cambio sustancial del primer gobierno del Dr. Tabaré Vázquez, como imaginas que hubiera impactado en este país esta pandemia?

RA: No cabe duda de que esa transformación positiva mayor que fue la Reforma de la Salud contribuyó grandemente a disminuir los perjuicios de la pandemia. No tengo capacidad profesional para analizar el asunto en profundidad, pero no quiero ni imaginarme lo que hubiera pasado si el país no tuviera un sistema de salud pública como el que supo construir. Confiemos en que esto sea una lección para seguir mejorándolo.

RS: A pesar de ese novedoso régimen sanitario uruguayo, ¿hubo privilegiados y postergados en la atención? Y ¿por qué tiene que ser el Estado el que asuma los costos, un sistema privado de salud hubiera actuado mejor?

RA: El Estado garantizó la vacunación gratuita de toda la población interesada en acceder a ella. ¿Qué hubiera pasado si el acceso a la vacunación hubiera dependido del mercado y del bolsillo de cada uno? Siempre hay diferencias en la atención, por eso importa tanto que, como lo quiere la mejor tradición batllista del Uruguay, en este tema como en tantos otros el Estado actúe ante todo como escudo de los débiles.

RS: Vista tu respuesta positiva del aporte de los científicos uruguayos, ¿la actual administración es generosa en cuanto al presupuesto para la formadora de científicos en la UDELAR y para la ciencia y tecnología en general?

RA: En este asunto fundamental para que el Uruguay avance, la actual administración es simplemente miope.

Libros de Rodrigo Arocena Libros de Rodrigo Arocena Libros de Rodrigo Arocena Libros de Rodrigo Arocena
Video