17 de Noviembre del 2021
Sergio Martínez
Imprudencia en el tránsito
Murió motociclista de 38 años en Artigas
Motocicleta de la víctima, a más de 20 metros del impacto.
Fotografía: Sergio Martínez

La Justicia de Artigas imputó por homicidio culposo al conductor de una camioneta que no respetó preferencia, embistió y mató motociclista. Cumplirá arresto domiciliario por 120 días con el derecho para salir a trabahar de 8 a 17 horas. 

El siniestro de tránsito fatal ocurrió el pasado viernes, próximo a las 20.00 horas, en barrio Rampla de la ciudad de Artigas y conmocionó a la comunidad por la forma en que todo sucedió.

Paulo Serra de 38 años circulaba en su motocicleta por calle Sarandí al norte. Era panadero e iba a llevarle una bolsa de panes a sus padres y en seguida se iba a su casa a mirar el partido entre Uruguay y Argentina. Al llegar al cruce de con calle Zunín Padilla fue sorprendido por una camioneta que lo embistió.

La Fiat Strada era conducida por un hombre de 28 años, que trabaja en un taller mecánico de la zona y que acostumbraba a probar los vehículos reparados. Circulaba por calle Zunín Padilla en dirección al centro de la ciudad a no menos de 60 kilómetros por hora según las pericias. 

Al llegar a la esquina no cesó su marcha para respetar la preferencia del motociclista ocasionando el trágico desenlace. Por la magnitud del impacto, Paulo sufrió un traumatismo de tórax que le provocó la muerte instantaneamente. 

Paulo era tan querido y conocido en el barrio que rápidamente llegaron amigos y familiares que escucharon el  fuerte estruendo del siniestro. 

El conductor de la camioneta debió refugiarse en una vivienda próxima para evitar ser linchado por allegados a la víctima hasta que la Policía lo extrajera detenido. 

Tras la audiencia de formalización la fiscal del caso doctora Sabrina Massaferro, explicó que el hombre de iniciales A.P. fue imputado por un delito de homicidio culposo y deberá cumplir arresto domiciliario parcial por 120 días con derecho a salir a trabajar entre las 8 y las 17 horas. 

Señaló que la juez no hizo lugar a la prisión preventiva porque no existe riesfo de fuga. Indicó que se comprobó que el hombre conducía la camioneta de un cliente, tenía habilitación para conducir, no tiene antecedentes penales y que el resultado del test de alcoholemia realizado fue cero.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Parte delantera de la camioneta que embistió motociclista quedó destrozada.