09 de Septiembre del 2021
Yuliana Cartagena
Mario Buzzalino – Vicepresidente de CNFR
Desde la Comisión Nacional de Fomento Rural apoyan y defienden al INC
Campo y ganado
Foto: Ricardo Antunez/ adhocFOTOS ©Todos los derechos reservados

Tiempo atrás, fue anunciado por parte del gobierno la medida de que los fondos que tiene el Instituto Nacional de Colonización (INC) para comprar tierras serán destinados a la regularización de asentamientos. Desde la Comisión Nacional de Fomento Rural (CNFR) publicaron un comunicado en defensa del INC.

En contacto con el Portal APU.uy el vicepresidente de la Comisión Nacional de Fomento Rural, Mario Buzzalino explicó lo que implicaría la falta de subsidio para el acceso a la tierra, a quienes más lo necesitan. Comenzó puntualizando que la convicción de la Comisión es que “el problema de los asentamientos irregulares hay que arreglarlo, sin dudas”. 

Luego enmarca la creación del Instituto, y lo califica para la Comisión como “la casa”. “Basta recordar que en 1945 cuando nace el INC fue en un congreso de la Comisión en la ciudad de Minas, en la misma ciudad en la que 30 años atrás había nacido la Comisión. Para nosotros hasta desde el punto de vista afectivo es muy importante” dice, y agrega que la economía uruguaya sienta sus bases en la producción agropecuaria. Y dice que es preocupante la concentración de tierras y el despoblamiento rural. 


“Los jóvenes, no todos, pero la mayoría opta por otras actividades y dejan de lado el trabajo de la tierra.”


Actualmente, para los jóvenes o los hijos de productores rurales que quieren ir a trabajar en el medio y requieren acceder a una de ellas, la herramienta fundamental que les brinda esa ayuda es el INC. “Nosotros como organización de productores familiares defendemos a muerte esa herramienta” expresa Buzzalino, y remarca que dichos espacios no se les regala a los interesados, sino que cada productor paga una renta. 


“Es una apuesta al trabajo y el esfuerzo de quien tiene la oportunidad de acceder a una unidad.”


Por otro lado, explica que no solo se trata de la compra de tierras y que el rol del Instituto trasciende la adquisición y distribución. Para que una familia pueda instalarse en el medio rural requiere de otros elementos, como camineria, red eléctrica, escuelas, y demás servicios para que la misma se pueda desarrollar en igualdad de condiciones, como cualquier otra familia. Eso también es financiado por el INC. “En la medida que se desfinancie por completo, como está planteado ahora, todo ese proceso de colonización que es lento y complicado, se termina desvirtuando por completo” dice Buzzalino.


“Cuando salimos del país y contamos la experiencia de esa herramienta que tiene la producción familiar en Uruguay, es mirado con admiración y mucho respeto.”


Sobre el comunicado, menciona que es la última acción que hizo la Comisión. Han concurrido al Parlamento a plantear su postura y modificaciones. “Venimos trabajando hace bastante tiempo, pero una fase de ese trabajo gremial también es sacar un comunicado para expresar a un público mayor cuál es la posición de la Comisión.” Culmina reflexionando sobre la situación de las familias que viven en los asentamientos, y sostiene que “con los fondos que se le retiran al Instituto, tampoco se arregla el problema de los asentamientos que lleva una inversión mayor. Y desde nuestro punto de vista, hay otras opciones financieras para solucionar ese problema que es grave y urgente.”