10 de Agosto del 2022
Camila Colman
Rendición de Cuentas
Gustavo Gómez sostuvo que sería un “desastre” eliminar la Ley de Medios
Comisión Presupuesto Integrada con Hacienda
Foto: Departamento de Fotografía del Parlamento del Uruguay

El Director Ejecutivo del Observatorio Latinoamericano de Regulación, Medios y Convergencia hizo hincapié en que la derogación de esta ley representaría “un enorme retroceso”. 

 

En el mes de julio el Poder Ejecutivo reafirmó su postura e insistió en la derogación total de la Ley de Regulación de los Servicios Audiovisuales, más conocida como Ley de Medios. A medida que los diputados de la coalición de gobierno que conforman la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda, analizaban los artículos, fueron sucediendo diferencias. 

Gustavo Gómez en diálogo con el Portal APU.uy comentó sobre su postura con respecto a  la eliminación de esta normativa. 

El Director Ejecutivo indicó que “se retrocedería en algunas formas de regulación que promueven el pluralismo y limitan la concentración”. Por su parte, en cuanto a la derogación del artículo 56 propuesta por varios legisladores, Gómez expresó que “el problema que tenemos es que hay un interés de parte del gobierno de eliminar cualquier límite a la concentración de medios y en este caso, a la concentración de medios más licencia de internet. Esto es un problema para la democracia y para la libertad de expresión”, agregó. 

A su vez, apuntó que un país como el nuestro debe establecer algún tipo de límite para que una persona, empresa o grupo económico no tenga tantos medios de comunicación, y de esta forma, evitar que sean “fundamentales” para decidir que se discute en una democracia. 

Por otro lado, Gómez manifestó que, al no llegar a un acuerdo dentro del oficialismo,  “les resultaba más fácil decir en un artículo derogó todo y solo levantó cuatro”. Al mismo tiempo, se refirió a que el argumento que utilizó el gobierno para derogar esta ley es que sostienen que es inconstitucional. “Eso no es cierto porque en realidad la Suprema Corte de Justicia sólo dijo que eran inconstitucionales tres artículos de los 202 y partes de otros cinco, o sea que en total, en el mejor de los casos, se trata de ocho artículos”, sentenció.

Agregó luego que, si una ley como la que tenemos se deroga, las herramientas para garantizar la pluralidad y evitar la concentración se van a quedar por el camino”. Si unas pocas empresas dominan la mayoría o todos los medios de comunicación de un país, la diversidad de opiniones desde el punto de vista de información se reduce drásticamente”, añadió. De esta manera, hizo alusión a que se vería afectada la libertad de expresión de la población, ya que “se reduce la diversidad de opiniones e informaciones”. 

El gobierno pretende derogar la Ley de Medios y frente a este vacío legal reestablecer normativas que fueron aprobadas en la dictadura, en el año 1977 y 1984. Gómez expresó su discrepancia haciendo énfasis en que “han tenido la muy mala idea de revivir leyes originadas en la dictadura, que si bien han cambiado en algunos aspectos en estos años, incluyen artículos que son antidemocráticos y que van en contra de la  libertad de expresión que supuestamente el gobierno defiende”. Por su parte, agregó que si se aprueba la Rendición de Cuentas “queda vigente leyes donde cualquier gobierno podría cerrar un medio de comunicación, por las increíbles y antidemocráticas razones de que afecta la imagen de la República o porque viola las buenas costumbres, vaya uno a saber que es violar la imagen de la República o las buenas costumbres”. 

De acuerdo a las palabras de Gómez, la eliminación de esta ley provocaría un “retroceso de los derechos adquiridos como los derechos de la protección a la niñez, y un derecho que se reconoció por primera vez, como el de objeción de conciencia de los periodistas”.  A su vez, manifestó que habría un “retroceso” en materia de transparencia. 

“Al derogarse la ley, los medios públicos van a quedar nuevamente en manos de las decisiones del Ministro de Educación y Cultura, y eso sería un retroceso también, ya que es conocido a nivel mundial que los medios públicos tienen que existir, pero tienen que ser no oficialistas ni gubernamentales”, señaló. 

 

Audio
Audio file