07 de Octubre del 2021
El adulto mayor puede aportar a la sociedad el conocimiento acumulado
LOS DERECHOS NO CADUCAN CON LA EDAD
Foto / Onajpu
Foto / Onajpu

La pandemia ha impactado a toda la sociedad y en particular a las personas más vulnerables, entre las que se encuentran los adultos mayores.

Algunas de las consecuencias de la pandemia son difíciles de visibilizar, por lo que es muy importante atender la situación personal de cada adulto mayor, en particular su marco social y familiar. La pérdida de independencia económica, así como la pérdida de iniciativa y de participación se ven agudizadas por las condiciones de aislamiento y soledad en que viven algunos adultos mayores, y se profundizan con el distanciamiento necesario para el combate de la pandemia y el cuidado de su salud.

La comunicación y la utilización de los medios electrónicos modernos son fundamentales, en ese sentido el Plan Ibirapitá ha cumplido un rol importante permitiendo la incorporación de los adultos mayores a la alfabetización informática y permitiendo también que durante la pandemia el aislamiento fuera más llevadero pudiendo estar informados y comunicados.

El 1 de octubre se celebró el Día del Adulto Mayor y en la proclama se incluyeron temas como la protección social, jurídica y sanitaria, y el reclamo de respeto por sus derechos y de políticas que atiendan la situación de los adultos mayores.

Daniel Baldassari sostiene que “…esto no es un problema solamente de viejos o de jóvenes, no es un problema de mediana edad es un problema que lo tenemos que abordar toda la sociedad y que los gobiernos de turno tienen que tener políticas de Estado continuas que vayan a resolver los problemas”, entiende que la familia es un factor muy importante y que los adultos mayores deben ser valorados y respetados ya que tienen mucho que aportar a la sociedad.

 

Video