06 de Septiembre del 2021
4 goles que debieron ser más
Triunfo merecido pensando en Ecuador
Foto gentileza Agencia EFE
Foto: Gentileza de EFE.

La Selección logró un importante triunfo para volver a sumar de a 3. Esta vez como local ante un equipo flojo como Bolivia, al que también le había ganado en Copa América. Esta vez con un primer tiempo demoledor del que debió retirarse al descanso con una diferencia mayor.

Ya a los 10 minutos había generado dos jugadas fenomenales una de Brian Rodríguez de los mejores exponentes y otra de Giorgian de Arrascaeta de gran nivel en los 90. El defensor de Flamengo, volvió a convertir,  precisamente a los 14´ en otro desborde del ex aurinegro que juega en la MLS. El parcial de 1-0 estaba bien con el trámite y ese gol tranquilizaba, y auguraba que vendrían más.

Varios exponentes celestes estaban dando una muy buena exhibición y el equipo avasallaba a su rival, lo llevaba por delante por eso no extrañó, que luego de nuevas ocasiones generadas entre Brian, Martínez y Giorgian, a los 19´en una falta fuera del área en la izquierda del ataque uruguay, produjera la sanción de un tiro libre, que finalizó con un tremendo zapatazo de Valverde para convertir un gran gol y poner las cosas 2-0.

El mejor vaticinio de que habría más goles fue que siguió dominando Uruguay. El balón tenía salida por Nandez, Valverde, Vecino, De Arrascaeta, combinaba con Piquerez subiendo constantemente, sumado a la movilidad en el ataque de Brian Rodríguez y la peligrosidad de Álvarez Martínez incansable, presionando balones, picando, distribuyendo, y al que se le negaba el gol, El final del primer tiempo nos recordaba que Muslera había sido espectador.

De arranque el “Canario” de San Bautista anotó el gol, el ansiado gol que buscaba. Luego de otro desborde por izquierda puso el 3 a 0. Casi se le bajaba la cortina la partido.

Enseguida pocos minutos después una salida en falso de Vecino, Godin que hace un mal cálculo, Muslera que no advierte que el balón termina en jugada de gol, y Moreno Martins anota el descuento. 3-1. No había hecho nada Bolivia para anotar y se encontró con un gol.. Todo nació por intentar volver el balón hacia atrás. 

Es importante insistir que el buen saldo de goles en una definición apretada, termina siendo un punto más en la definición de los lugares. Llevábamos 3 a favor lo que nos daba un saldo de más 3, ya que arrancamos en 0. Sin embargo a pesar del penal bien sancionado para el 4 a 1 que convirtió De Arrascaeta y el que nos cobró Aquino y reforzó el VAR, que sencillamente no vimos, termina en un resultado global 4 a 2, que importa por los puntos y el buen juego de la 1ª mitad pero también incide en el esfuerzo por evitar tomar goles en valla propia. Esta vez fue una suma de errores, el propio y el del árbitro en una incidencia que no mostró en múltiples reiteraciones que hubiera un contacto ilícito.

Debutó Ugarte, buenos minutos de Terans, de Araújo, de Pereiro. Variantes todas importantes. Pero lo más destacado fue la forma en la que en los primeros 45´Uruguay aplanó a su rival. Gran partido de Brian Rodríguez, Giorgian de Arrascareta y Agustín Álvarez Martínez. Este último, debutando con gol y también ante Bolivia, como Luis Suárez en las clasificatorias a Sudáfrica en el año 2007.

Ahora viene Ecuador.

Rival directo hoy, un punto por encima de nuestra Selección. Partido trascendental que podría permitirnos terminar la triple fecha terceros, si logramos vencer al TRI. Seguiríamos en zona de clasificación como ahora, pero más firmes y a falta de 27 puntos por disputar, nos permitiría llegar a 15 unidades y a tan solo 12 de lograr el objetivo, porque como sostenemos con 27 puntos se logra la clasificación directa.

Lo que pasó después del partido con la ausencia de Tabárez en el Estadio dando respuesta a las inquietudes de la prensa post partido, es otra muestra más de una guerra sin armas entre la AUF y la empresa adquirente de los derechos. Alguien deberá explicarlo. El Reglamento del Mundial Catar 2022 Competencia Preliminar de la FIFA es claro sobre las obligaciones de las Federaciones con los Medios.

 

Ernesto Ortiz