06 de Agosto del 2021
Álvaro Rodriguez
Talleres a cargo del Sistema Nacional de Emergencias
Cultura preventiva en Escuelas Rurales de Lavalleja
SINAE brinda talleres en Escuelas Rurales
Foto: SINAE

Tras el reintegro a las clases presenciales se retomaron los talleres sobre Gestión Integral del Riesgo que el Sistema Nacional de Emergencias (SINAE) desarrolla en coordinación con la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP). Recientemente las actividades se cumplieron en las Escuelas Rurales 97 y 103 del departamento de Lavalleja.

A través de la Ley N°18.621 (octubre de 2009) se creó el Sistema Nacional de Emergencias Público y Permanente, cuya finalidad es la protección de las personas, bienes de significación y medio ambiente, ante el acaecimiento eventual o real de situaciones de desastre, mediante la coordinación conjunta del Estado con el adecuado uso de los recursos públicos y privados disponibles, de modo de propiciar las condiciones para el desarrollo nacional sostenible. Desde 2017, el Sistema Nacional de Emergencias (SINAE) lleva a cabo distintas acciones, entre ellas talleres de sensibilización en materia de Gestión Integral del Riesgo (GIR) en más de 400 escuelas rurales, alcanzando a más de 8.500 niñas/os, 900 maestras/os y más de 1.000 familiares e integrantes de la comunidad.

86 escuelas rurales de 16 departamentos que tienen dificultades para acceder al agua potable o almacenarla fueron apoyadas con tanques para el acopio del vital elemento que es entregado por diferentes instituciones integrantes del SINAE para el consumo escolar y de la comunidad aledaña. En la actualidad, el Sistema Nacional de Emergencias es dirigido por el Cnel. (R) Mag. en Ciencias Políticas Sergio Rico.

Durante 2018, el SINAE realizó talleres con 118 escuelas rurales, en 12 departamentos, para lo que contó con la colaboración del Consejo de Educación Inicial y Primaria, del Programa de Voluntariado del Ministerio de Desarrollo Social, de Cruz Roja, de la Facultad de Medicina y de Vasenol. Dichas instancias involucraron a 260 docentes, a 2.800 niños y niñas y a más de 400 miembros de sus comunidades. Apoyó en ese período a 21 escuelas que tenían dificultades de acceso al agua potable. De esta manera, el SINAE cumple con el objetivo de construir una cultura preventiva, acercando la gestión integral de riesgos a la comunidad, bajo el concepto de “prepararse hace la diferencia”.

En 2020, desde el SINAE se han entregado kits de higiene a todas las escuelas rurales que han retomado las clases presenciales luego de la suspensión a causa de la emergencia sanitaria.

Tras el reintegro a clases de las escuelas de todo el país también se retoman los talleres presenciales de sensibilización en materia de GIR que el SINAE desarrolla desde hace 3 años. En esas instancias, se trabaja en torno a los riesgos más comunes en Uruguay, se identifican los específicos de cada escuela y del hogar, se profundiza en cómo actuar en caso de una emergencia y se practica un simulacro de evacuación.

El área de Capacitación conjuntamente con el área de Gestión Territorial de la Dirección Nacional del SINAE inició promediando el año pasado una serie de instancias de capacitación con maestras/os rurales, con el objetivo de fortalecer la institucionalidad de la gestión de riesgos de desastres en las estructuras, procedimientos y prácticas de los integrantes del SINAE, a través de la comprensión del concepto de riesgo como dimensión fundamental y la incorporación de esta perspectiva en la actividad diaria de sus integrantes.

La primera jornada de estas características, recordemos, se llevó a cabo en el Instituto de Formación en Educación de la ciudad de Minas, oportunidad en que participaron docentes del departamentos e integrantes del Comité Departamental teniendo en cuenta su involucramiento en la temática de GIR.

Las líneas de trabajo comprendieron la Institucionalidad de la GIR y el uso de información de carácter meteorológico para la toma de decisiones, en particular, para el uso de alertas y avisos.

Estos talleres se realizarán en una o dos jornadas de trabajo, dependiendo de la dinámica de funcionamiento del Centro de Apoyo Pedagógico a las Escuelas Rurales (CAPDER) del departamento. Uno de los principales objetivos es responder a la demanda realizada oportunamente por la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y por los propios docentes durante el proceso llevado adelante con FAO y con los niños/as de las escuelas rurales entre 2016 y 2017. Durante esa experiencia se detectó un marcado interés y necesidad de capacitación sobre temas relacionados con la GIR desde todos sus enfoques y sobre la posibilidad de brindar insumos para la construcción de un protocolo de actuación frente a alertas meteorológicas. Este diagnóstico se confirmó mediante un taller con maestros y maestras CAPDER de todos los departamentos.