08 de Octubre del 2021
Un punto que al final será de gran ayuda
Uruguay y Colombia repartieron merecimientos
Valverde
Foto: Fernando Moran APU todos los derechos reservados

Ospina vital para evitar goles. Muslera atajó la mejor y más clara jugada de gol. Gran noche de los arqueros. Colombia hizo negocio y sacó un punto, y Uruguay también, porque su ineficacia en el arco rival, no tuvo que lamentarla en el propio, cuando pudo haberse quedado sin nada. 

Si Uruguay hubiera triunfado, habría dejado a todos muy contentos. Más aun, con los resultados que la fecha originó. La selección “Celeste” tendría una posición envidiable en la tabla de haber salido airoso de su lance con Colombia. Además como lo que viene es Argentina y Brasil de visitante, ganar era el perfecto resultado que dejaba a Uruguay en una posición ideal en la tabla. Pero no se dio. Y es como la “falacia del Nirvana” donde lo mejor es enemigo de lo bueno, - según Voltaire -, y en realidad el empate no es el ideal, pero no es mal resultado.

Porque el análisis debe ser frío, y la observación clara, sin dejar de tener en cuenta que los antecedentes de otras Clasificatorias ayudan a entender muchas cosas.

La primera media hora de la Selección de Uruguay fue contundente en el juego pero no en la red rival. Y ahí hay una explicación válida con la evidencia de los sucesos. Ante de los 10 minutos Uruguay generó dos situaciones claras con Godin de cabeza y Suárez con un remate que se fue arriba del palo. La mejor de Uruguay fue de Suárez acomodando el cuerpo para inflar la red y el balón se le fue ancho. La mejor chance para Uruguay, la más clara, recién iban 12´ ya era la tercera jugada de gol.

Después vino el remate de balón quieto directo al arco que lanzó Valverde, después de una falta a Suárez de Mina, y que rechazó Ospina. El remate de Giorgian De Arrascaeta que no encuentra el arco y sale desviado.

Uruguay siguió machacando y Ospina siendo figura.

Lentamente Colombia equilibró. Tomo el atajo de cometer faltas, enredar el juego y logró aplacar a Uruguay, que terminó en la 1ª. mitad, con un juego que ya era equilibrado. Si bien, mereció algo más, no fue eficaz. Unas veces el arquero que juega y cumple su función y otras la puntería evitaron que Uruguay se fuera al descanso en ganancia. 

Antes del final de los primero 45´se fue por lesión Giorgian De Arrascaeta dándole lugar a Nicolás de la Cruz.

Para el segundo tiempo el entrenador de Uruguay mandó a Darwin Nuñez y Cavani por Suárez y Bryan Rodríguez. No fue un gran aporte a pesar del empeño de Nuñez. Edinson Cavani bien tomado y escalonado tampoco gravitó gran cosa. Está falto de competencia. Ni ellos, ni el ingreso de Pereiro por muy pocos minutos, hicieron diferencia. Los cambios no cambiaron.

A diferencia de Colombia que los ingresos de Duvan Zapata y Juan Quintero, mejoraron notoriamente su nivel, tomando el control del balón, haciendo muy peligroso el contragolpe de la selección de Reinaldo Rueda, causando una sensación de frío mayor que el de la noche del Parque Central, cuando una acción de Díaz, dejó solo a Zapata con el gol a disposición, y su remate, suave, no ingresó al arco, porque Muslera fue encima del balón y en gran acción técnica y de reflejos, controló la pelota sin siquiera dar rebote. Era gol. El arquero uruguayo lo evitó. Después hubo más remates, empujó más Colombia y Uruguay no inquietaba la defensa rival. Final previsible. 0-0.

El árbitro venezolano Jesús Valenzuela, a instancias de su asistente anuló bien un gol que convirtió Suárez y sin embargo le erró feo, mostrando solamente amarilla a Cuadrado que agredió visiblemente a tiempo real a Viña. Incluso un remate de Valverde que rebotó en un defensa colombiano dio la sensación de mano que desestimó de entrada. El VAR nunca llamó al árbitro y no se explica por ejemplo como no vieron el codazo al rostro de Viña, del jugador colombiano al servicio del Juventus.

Falta mucho. Nada menos que 24 puntos en juego quedan todavía. Sumamos y hay que convencerse que el juego de resultados permite siempre escalar. Sino veamos lo que pasó antes, pocas fechas atrás, donde teniendo malas actuaciones quedamos en zona de clasificación.

Este punto ante Colombia de locales nos deja cuartos y los inmediatos seguidores en la tabla no crecen más que la Selección de Uruguay. 11 o 12 puntos más permitirán calificar en forma directa. Quedan Venezuela, Perú de locales, Bolivia y Paraguay de visita, al igual que Chile que a lo mejor ya está eliminado cuando nos toque enfrentarlo. Los cruces también ayudan. Ciertamente, ganar hace que nos desinteresemos de los demás resultados, pero siempre ha sido así. Quien dijo que sería fácil. Esto sigue y falta.

Argentina y Brasil son hechos a la medida de esta selección y vale la pena recordar que nunca ningún equipo perdió antes de jugar.Confiemos. 

 

Ernesto Ortiz

 

 

Foto: Fernando Moran APU todos los derechos reservados Foto: Fernando Moran APU todos los derechos reservados Foto: Fernando Moran APU todos los derechos reservados Foto: Fernando Moran APU todos los derechos reservados Foto: Fernando Moran APU todos los derechos reservados