05 de Septiembre del 2021
Alvaro Pan Cruz
Ernesto Agazzi reflexiona sobre los precios de paridad de importación
Se decide aplicar Precios de Paridad de Importación para el combustible, pero no para el arroz o para la carne
Ernesto Agazzi
Foto: Javier Calvelo / adhocFotos

El tema de fijar el precio de los combustibles de acuerdo al Precio de Paridad de Importación se impuso como un tema de agenda ya desde la campaña electoral. El gobierno lo ha impulsado y así se manejaron las últimas variaciones en ese rubro. Sin embargo también sería posible aplicar ese criterio en otros productos de elaboración nacional. ¿Por qué eso no ocurre?

El ingeniero agrónomo y ex ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, Ernesto Agazzi, reflexiona sobre el tema de los Precios de Paridad de Importación (PPI) a partir de una pregunta que se hace y que traslada en esta entrevista con el Portal APU.uy. Esa pregunta es sencilla y profunda a la vez: “¿qué son los precios de los combustibles para después tomaros como guía?”. La pregunta es pertinente porque previamente advierte que esos precios son muy variables en el mundo. La variabilidad está centrada en que los combustibles permiten una recaudación muy sencilla, ya que “es al contado, es instantáneo y además, permite establecer políticas”.

Para Agazzi Uruguay pierde soberanía cuando decide fijar los precios de los combustibles con los criterios que fijan otros países, con realidades muy diferentes y con criterios también diversos. En ese punto plantea otra interrogante: ¿por qué hipotecar nuestra soberanía, sólo para el petróleo?

Al respecto puso el caso del arroz y el de la carne para retornar luego al tema del petróleo, para lo cual aportó un dato fundamental: que el costo de producir un barril de petróleo cuesta apenas 3 dólares y llego a tener un costo negativo. Entonces concluye que el precio de petróleo no depende de los costos sino que “es un precio político”.

¿Cuál sería la razón entonces para recurrir a los PPI en nuestro país? La respuesta de Agazzi es que en lo inmediato permitiría abaratar los costos, algo muy reclamado por algunos sectores. Un segundo elemento que maneja es que se pretende instalar la idea de que ANCAP es ineficiente, “y eso no es cierto. El costo del litro de combustible en la puerta de la refinería en Uruguay, es más o menos el mismo que en la puerta de la refinería de cualquier país del mundo”, asegura.

Para una próxima instancia Agazzi dejó planteado otro tema, vinculado con el que explicó en esta charla, y es el referido a los carburantes en nuestro país.