05 de Julio del 2021
Sala de Redacción
La producción de biodisel y bioetanol en Uruguay
Políticas de Estado, no de cada gobierno
Planta de Bioetanol en Paysandú, Uruguay
Foto: alur.com.uy

En la página de la empresa ALUR se afirma que "los biocombustibles constituyen, a escala comercial, la única alternativa a los carburantes de origen fósil". Agrega además otras tántas ventajas que haría de su producción una política fundamental para un país como Uruguay.

 

 

En la misma línea se asegura que la produccion de biocomsustibles contribuye a reducir la dependencia energética, a combatir el cambio climático mediante la reducción de gases de efecto invernadero, genera empleo y desarrollo agroindustrial, fortalece las capacidades productivas y la reducción de importaciones de combustibles fósiles.

Sin embargo las políticas públicas que se están analizando por parte del gobierno parecen no estar en consonancia con lo que se afirmaba en el sitio web de la empresa.Ya a fines de enero de este año se manejó la posibilidad de que el Poder Ejecutivo realizara cambios para la cadena de precios de los combustibles, como la baja en  el límite mínimo establecido en la mezcla para la producción de gasoil que elabora la empresa subsidiaria de ANCAP, Alcoholes del Uruguay (Alur). Esa perspectiva generó la reacción del Sindicato de Trabajadores de la Industria Química (STIQ) que, con el apoyo de la Coordinadora de Sindicatos de ANCAP y la Confederación de Sindicatos Industriales, resolvió declararse en conflicto.

"ALUR tiene en sus dos complejos agroindustriales en Paysandú y Bella Unión, una capacidad de producción de 100 millones de litros al año, utilizando sorgo BT y caña de azúcar como materias primas" - página web ALUR.

El motivo que argumentaban en ese momento los trabajadores de la empresa es que la decisión del gobierno ocasionaría “la pérdida de uno de los proyectos más importantes en los últimos 15 años en la producción de combustibles no fósiles y también la pérdida de la independencia energética”. Agregaban además “el daño a la cadena de valor en la producción nacional (…) y la pérdida de puestos de trabajo calificados, muy importantes para nuestro país, que se verán afectados de forma directa e indirecta”.

Posteriormente, en julio, la misma Coordinadora sindical expresaba su “enérgico rechazo” ante el cierre del emprendimiento productivo de ALUR en Belén. Recordaban entonces que el proyecto agroindustrial de ALUR no debería estar a los vaivenes de los gobiernos de turno ni de las circunstanciales autoridades.

Asimismo recordaban que la producción de biocombustible está subsidiada en Uruguay y en el mundo porque "genera autonomía energética, mejora la calidad del medioambiente y crea trabajo digno". Y agregaban que en nuestro país se "sustituye un embarque de petróleo de un millón de barriles por año por un trabajo nacional", contribuyendo al sustento de cuatro mil familias de trabajadores.

"Desde el año 2009, a partir de la producción de biocombustibles ALUR ha contribuido a mitigar el cambio climático con la reducción de 773.795 toneladas de CO2, lo que equivale a que dejaran de circular 222.128 vehículos" - página web ALUR

Este 5 de julio el STIQ emitió un nuevo comunicado movidos por el posible cierre de ALUR Capurro (la planta de biodiesel) y de ALUR Paysandú (la planta de bioetanol), con la pérdida de aquellos 4 mil puestos de trabajos directos e indirectos a los que aludían anteriormente.

En ese sentido el gremio se declaró en estado de pre-conflicto y analiza un plan de acción que incluye realizar gestiones ante el Gobierno, los Ministerios involucrados y con las distintas bancadas del Parlamente para que se instale una comisión que analice el tema. Proponen que la misma esté integrada por ese sindicato, por la central de trabajadores (PIT-CNT), por el Directorio de ALUR, el Directorio Matriz, ANCAP, COUSA S.A., así como también por pequeños productores de granos y por legisladores de las distintas corrientes políticas.

"ALUR tiene una capacidad de producción anual de 83 millones de litros en sus dos complejos agroindustriales ubicados en Capurro y Paso de la Arena. Las materias primas utilizadas pueden tener origen vegetal, utilizando soja y canola; animal, utilizando sebo vacuno; o reciclado, mediante el uso de aceite usado de fritura. Esto origina diferentes clases de biodiesel, que son valorizados de manera heterogénea a nivel internacional" - página web ALUR

“Hoy urge concretar un dialogo social, cuya responsabilidad es de todos los partidos políticos” aseguran en el comunicado aludido en el que expresan también la solidaridad con los trabajadores nucleados en la Federación ANCAP (FANCAP), con los que integran la Coordinadora de Sindicatos de ANCAP y con el Sindicato de Trabajadores de la caña de azúcar (SOCA).

El Delegado General de la Base ALUR de Biodiesel y directivo del STIQ, Nicolás Lema, explicó al Portal APU.uy las circunstancias que llevan a plantear estas medidas, escalando las a anunciadas oportunamente.

 

 

Audio
Audio file