23 de Septiembre del 2021
Yuliana Cartagena
Gonzalo Méndez - Sindicato de trabajadores de SOCAT
Preocupación por la inminente desaparición del programa SOCAT
Ni;os jugando
Foto: Mauricio Zina / adhocFOTOS ©Todos los derechos reservados

La finalización definitiva del plan de Servicios de Orientación, Consulta y Articulación Territorial (SOCAT) preocupa a sus trabajadores y a las familias que reciben los servicios de ayuda que brindan. Los argumentos que presentó el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) para tomar la decisión, aseguran que dicho servicio no está cumpliendo su función de la mejor manera.

El SOCAT es un programa que comenzó en el año 2004 y que ha pasado por algunas modificaciones. Fue un año después que recibió su actual denominación. El integrante del sindicato de trabajadores, Gonzalo Méndez, entrevistado por el Portal APU.uy destacó los aspectos conquistados por el plan y lo que representa la inminente modificación que se implementará en el mes de noviembre.

Al ser consultado sobre las actividades que comprende el programa, comienza diciendo que “su sigla sintetiza muy bien las funciones, que son Servicio de Orientación, Consulta y Articulación Territorial. Para hacer una definición genérica, es una oficina del MIDES en los territorios donde originalmente había mayor demanda en situaciones de vulneración de derechos, el despliegue territorial se organiza en función de ese criterio.”

Agrega que en 2005 era el primer pilar del Ministerio en los barrios, cumpliendo con el rol de orientación. “La función de orientación tiene que ver con una ventanilla de entrada de demandas de familias y vecinos en los diferentes programas del ministerio y en orientaciones más generales hacia la satisfacción de sus necesidades y acceso a recursos” explica Méndez. Y agrega que ante consultas sobre temas vinculados a otras áreas como salud, educación o vivienda los funcionarios se encargan de derivar a la persona hacia el servicio que necesita. Es de destacar, que esto se desarrolla a lo largo y ancho de todo el país con diferentes puntos de atención. 

Otro rol que desempeñan los técnicos del SOCAT es la de articulación territorial. “Promueven la conexión y el vínculo entre las diferentes políticas sociales, educativas y de salud desplegadas en todos los barrios. Cumplimos una función de armonización de respuestas en conjunto. Lo llevamos adelante a través de varias propuestas, como mesas de coordinación zonal, donde se juntan actores sociales de los barrios generando un diálogo que permite construir respuestas comunes ante las situaciones complejas que se dan” explica Méndez. En tercer lugar, se encuentra la función de participación. Está relacionada con promover todo aquello que mejore el acceso de los vecinos a bienes culturales y a la participación en el tercer nivel de gobierno ya que están estrechamente vinculados con las intendencias y los municipios. 


“Ninguna política social por si sola podría dar una respuesta a una situación con problemáticas más integrales.”


Desde julio de 2020 a julio de este año se desarrolló la última licitación, y según Mendez a partir de ahí ya supieron que el MIDES iba a dar de baja el programa. “Entre los meses de julio a noviembre es cuando oficialmente finalizaría el programa. Nos habían pedido que cubramos estos meses donde no iba a haber ninguna alternativa al despliegue de los SOCAT. Pero nunca se efectivizó ni la prórroga de la licitación, ni ninguna figura formal que nos permita seguir trabajando” dice sobre el proceso de desmantelamiento y agrega que aún están funcionando todos los servicios, pero sin noticias de una posible renovación. 


“Tenemos más de 210 puestos de trabajos que se sustituirían por 100 y de trabajadores unipersonales.”


Los argumentos dados por le ministerio, dicen que el programa ya no tenía efectividad alguna. Lo que van a implementar es la presencia de 100 trabajadores, en régimen unipersonal, cumpliendo con las funciones de orientación y consulta. El representante del sindicato lamenta que se pierda una “pata del Mides” en los territorios, quedando solamente activas las oficinas territoriales, que explica ya están saturadas por la alta demanda. “Se pierde el acumulado de conocimiento de 15 años, de cada uno de los lugares en los cuales estábamos insertos.”